24 de enero de 2005

BOTERO EN SINGAPUR

La obra de casi tres décadas del artista Fernando Botero se expone en el Museo de Arte de Singapur, son más de 70 pinturas y dibujos y 36 monumentales esculturas en bronce, 22 de las cuales se exhiben en el Aeropuerto Changi y en otros locales alrededor del Centro de Arte de la Explanada marítima
Diez de las esculturas mostradas están a la venta por un precio de 850.000 dólares cada una.

Desde los años 60, Fernando Botero se dedica a la pintura, tomando como bases el Renacimiento, la pintura Barroca y la tradición colonial de América Latina; es en esta época cuando comienza a experimentar con el volumen de sus creaciones, expandiendo sus figuras y comprimiendo el espacio alrededor de ellas.
En los 70 se inclina por la escultura, durante este tiempo estuvo dedicado de lleno al bronce, mármol y la resina fundida


19 de enero de 2005

TURQUIA

La exposición "Turcos, un viaje de 1000 años" que se inaugurará el sábado en la Royal Academy of Arts de Londres examina la riqueza artística y cultural turca partiendo del Asia profunda y llegando más allá de Estambul.

Estudia un milenio completo, del 600 al 1600 d.C., a través de una amplia selección de más de 350 obras (obras textiles, cerámica, artesanía en madera y metales, manuscritos y caligrafías) provenientes de los dos principales museos turcos: el Topkapi Saray y el Museo de arte turco e islámico de Estambul.

La exposición abarca cuatro imperios turcos; empezando por el del nómada Uyghurs del siglo VII, incluye obras de los imperios Seljuk, Timurid y termina con el Imperio otomano desde el reinado de Mehmet II hasta Solimán el Magnífico, incluida la caída de Bizancio y la expansión extraordinaria del Imperio otomano hasta La Meca.


12 de enero de 2005

INGENIOS

El Palacio Corsini de Roma acoge una exposición internacional itinerante sobre el Código Atlántico de Leonardo da Vinci.
Para esta muestra, de entre las 1.286 piezas de las que se compone el códice, han sido elegidas 70 obras, que son las originales de la edición de Ulrico Hoepli, cuidada y custodiada por la Accademia dei Lincei.
El trabajo de reconstrucción de Hoepli, llevado a cabo entre los años 1894-1904, constituye una fiel copia del original que se encuentra en la Biblioteca Ambrosiana de Milán. Ese original fue salvado de su pérdida o dispersión por Pompeo Leoni, un escultor, coleccionista y gran admirador de Leonardo, que durante la segunda mitad del siglo XVI recopiló las partes que más le interesaban del Código y compiló el documento.

Junto a las piezas del Código, la exposición se completa con reproducciones de inventos y máquinas cedidas por el Museo Leonardiano de Vinci, el Instituto y Museo de la Ciencia de Florencia y la Colección Boldetti.

El Código Atlántico es el más importante y amplio de los 10 famosos códigos en los que fueron divididos sus manuscritos; Leonardo nunca publicó o distribuyó los contenidos de sus manuscritos, éstos permanecieron ocultos hasta el siglo XIX.