1 de febrero de 2005

INMATERIAL Y MONOCROMO

Desde ayer y hasta el mes de mayo se podrá visitar en el Museo Guggenheim Bilbao la exposición "Yves Klein", una retrospectiva que recorre la trayectoria artística de este creador que pese a lo prematuro de su muerte en 1962 a los 34 años y lo corta de su carrera (7 años), fue precursor de muchas de las tendencias artísticas predominantes en el panorama artístico internacional de la segunda mitad del siglo XX como el happening, la performance, el arte corporal o el arte conceptual, así como de la pintura monocromática.

En esta retrospectiva se podrán ver ejemplos de cada una de sus etapas pictóricas: sus primeras pinturas monocromas en naranja, amarillo, verde, rojo, negro o blanco; las famosas monocromías azules y los relieves y esculturas de esponja; sus polémicas antropometrías, para las que utilizaba modelos femeninas a modo de brochas vivientes; las monocromías doradas y sus experimentos finales con fuego y elementos de la naturaleza.


Salto al vacío de Yves Klein.