12 de enero de 2005

INGENIOS

El Palacio Corsini de Roma acoge una exposición internacional itinerante sobre el Código Atlántico de Leonardo da Vinci.
Para esta muestra, de entre las 1.286 piezas de las que se compone el códice, han sido elegidas 70 obras, que son las originales de la edición de Ulrico Hoepli, cuidada y custodiada por la Accademia dei Lincei.
El trabajo de reconstrucción de Hoepli, llevado a cabo entre los años 1894-1904, constituye una fiel copia del original que se encuentra en la Biblioteca Ambrosiana de Milán. Ese original fue salvado de su pérdida o dispersión por Pompeo Leoni, un escultor, coleccionista y gran admirador de Leonardo, que durante la segunda mitad del siglo XVI recopiló las partes que más le interesaban del Código y compiló el documento.

Junto a las piezas del Código, la exposición se completa con reproducciones de inventos y máquinas cedidas por el Museo Leonardiano de Vinci, el Instituto y Museo de la Ciencia de Florencia y la Colección Boldetti.

El Código Atlántico es el más importante y amplio de los 10 famosos códigos en los que fueron divididos sus manuscritos; Leonardo nunca publicó o distribuyó los contenidos de sus manuscritos, éstos permanecieron ocultos hasta el siglo XIX.