28 de agosto de 2004

BOCA ABAJO

El Centro de Artes y Exposiciones de Alemania en Bonn reúne en "Georg Baselitz: Pictures That Turn Your Head" los 130 de los trabajos más importantes de este representante del neoexpresionismo alemán
Se pueden ver sus "poco conocidos" primeros trabajos, sus famosas pinturas de héroes de los años 60, las pinturas fracturadas y bocabajo que crea a partir del año 69 junto a sus cuadros pintados con los dedos de mediados de los 70 y sus "comedores de naranjas" de principios de los 80.
A estas les siguen sus pinturas figurativas entre las que figuran el gran "Painter Picture" y la obra de gran formato "Work One".
El recorrido continua por sus poéticos trabajos basados en el romanticismo de Caspar David Friedrich y que se dieron a conocer en 1999 en una muestra celebrada en el Reichstag de Berlín, concluyendo en obras inéditas realizadas entre el 2002 y el 2004.

Los "Upside Down Paintings" surgen en el año 1969, fecha en la que realiza "The Forest on its Head". El artista afirmó en repetidas ocasiones que cuando quería pintar cuadros aún después de estrujarse los sesos y de inventar motivos, la salida más fácil era la de pintar los motivos al revés. Puso el ejemplo del cielo y la tierra, preguntándose por qué habían de ser representados el primero arriba y la segunda abajo. Baselitz utiliza este recurso para deconstruir el sentido convencional de la imagen.

6 de agosto de 2004

MULTITUDES

En el Centro per l’arte contemporanea Luigi Pecci de Prato se expone la primera muestra retrospectiva dedicada por un museo italiano al fotógrafo Massimo Vitali.
Esta exposición se expondrá en la Fundacion BBK de Bilbao desde el 8 de noviembre hasta el 15 de diciembre.

La exhibición recorre toda su obra desde sus primeros trabajos en 1995 hasta los últimos, realizados para la ocasión, a través de fotografías de gran formato dispuestas por tipologías y predominio cromático: el rojo para la concurrida playa de Riccione, el azul para la costa tirrénica o las piscinas del norte de Europa, el verde para los jardines del Luxemburgo de París y las dunas de la costa belga, el blanco de la playa de Knokke y de la nieve de Les Menuires y el negro en las fiestas nocturnas de la playa o en la discoteca.
La exposición cuenta por primera vez con cincuenta fotografías de Vitali provenientes de colecciones privadas e importantes galerías europeas, entre ellas numerosos dípticos, trípticos y polípticos, series famosas como Rosignano (1995/98) y Riccione (1997), obras más recientes como Pic-nic (2000) y Kiss (2001) y otras nunca antes presentadas en Italia como el grandioso Knokke poliptych (2002).

"Una playa donde las personas juegan en el agua con un polígono industrial al fondo puede leerse como una crítica de la sociedad del tiempo libre, como una evidencia de la destrucción de la naturaleza, de la incosciencia de frente a los problemas del medio ambiente; del mismo modo, en la misma imagen aparecen también las nociones contrarias al placer, del juego, de los cuerpos, de las relaciones amorosas y el color empalagoso del agua nos lleva a la idea perdida de la belleza o de aquellas representaciones históricas donde los cuerpos fluctúan evocando el purgatorio.
Soy curioso hasta el punto de dejarme arrastrar por el voyerismo.
Me fascina el comportamiento de las personas pero sin intentar comprender qué es.
Mi intervención es neutra, sólo dejo constancia de un estado que se impone frente a mí.
Soy rígido porque elijo una posición y espero que las cosas sucedan delante de mí.
Soy abierto porque las cosas que suceden son las que definen la foto.
La experiencia fotográfica se convierte en una práctica abierta para vivir una experiencia del mundo".


5 de agosto de 2004

3 de agosto de 2004

LA FLOR Y EL SAUCE

En la Galería Pelayo47 de Madrid se exponen hasta finales de septiembre una serie de fotografías que siguen el estilo que el fotógrafo italiano Felice Beato inició en su estudio de Yokohama.
Felice Beato (1825-1908), un veneciano nacionalizado británico, documentó con sus fotografías la guerra de Crimea (1855), la revuelta de los Cipayos en la India (1857) en lo que serían las primeras imágenes de cadáveres de guerra.
También cubrió la Segunda Guerra del Opio entre China y Francia-Gran Bretaña (1856-1860), allí fue donde conoció a Charles Wirgman un ilustrador que era corresponsal del "Illustrated London News".

Alentado por Wirgman, se instaló en Yokohama en 1862 donde abrió un estudio fotográfico, el Yokohama Foreign Settlement, en el que se dedicó a un tipo de fotografía de corte antropológico y costumbrista.
La temática y puesta en escena de sus fotografías recuerdan a las de las estampas ukiyo-e con las que Beato estaba familiarizado. Buscando la representación de los estereotipos presentes en la sociedad nipona, Felice Beato hace protagonistas a geishas, actores del teatro kabuki, comerciantes y artesanos, pero siempre dejando patente la individualidad y psicología del personaje retratado.

La gran popularidad que adquirieron estas imágenes coloreadas, tanto entre los extranjeros que las adquirían como souvenir de sus viajes, como entre los nativos que reconocen en ellas una nueva visión de su "mundo flotante", llevó a Beato a contratar a numerosos artistas japoneses del ukiyo-e para colorear sus fotografías, llegando a establecer en su estudio auténticas cadenas de producción para hacer frente a la creciente demanda de estas imágenes.