30 de julio de 2004

PARQUE

La ciudad estadounidense de Chicago estrena el proyecto cultural más caro de su historia, el parque del Milenio ha costado 383,8 millones de euros, el triple de lo previsto, tiene una superficie de 100.000 metros cuadrados e incluye, además de amplios jardines y paseos, obras arquitectónicas, esculturas, lugares de ocio y auditorios musicales.
El escultor espa?ol Jaume Plensa es el autor de la obra monumental en este espacio, la Fuente Crown; se trata de un espacio de 2.200 metros cuadrados en cada uno de cuyos extremos hay una torre de dieciséis metros de altura y ocho y medio de ancho, de las que brota agua en cascada y que funcionan de pantallas gigantes en las que se proyecta una secuencia de luces e imágenes de los rostros de un millar de habitantes de Chicago. El trabajo de filmación y selección de los rostros que aparecen en la fuente estuvo a cargo de alumnos del Instituto de Arte de Chicago, sobre una idea del artista catalán de incluir “la gente de verdad que construye esta ciudad”.
También aportan obras al parque el arquitecto Frank O. Gehry, que dise?ó el pabellón Pritzker como sede de la orquesta sinfónica y el coro del parque Grant, Gehry volvió a utilizar generosamente el titanio y el acero para construír la cúpula del pabellón, que tiene capacidad para 11.000 espectadores. También es el responsable de un puente de acero que permite unir el nuevo Millennium Park con el resto del Parque Grant, que es el escenario de las fiestas multitudinarias del verano frente al lago Michigan. Otro escultor invitado fue el londinense Amish Kapoor, cuya obra Puerta Celestial (rebautizada como "El Frijol") realizada en acero inoxidable refleja a los visitantes y a los edificios de los alrededores. El dise?o de los jardines es obra de la arquitecta Kathryn Gustafson, quien acaba de inaugurar el monumento conmemorativo de la princesa Diana de Gales en Londres.