1 de junio de 2004

POPOVA

El próximo viernes se inaugura en la Fundación Juan March en Palma de Mallorca una exposición de la pintora rusa Liubov Popova (1889-1924), considerada como uno de los cuatro artistas más importantes de la vanguardia rusa del primer cuarto del siglo XX, junto con Malevich, Tatlin y Ródchenko.
Se presentan 25 obras realizadas por la artista rusa entre 1910 y 1922 procedentes del Museo Estatal Tretiakov de Moscú, excepto dos, que provienen de una colección particular.

Popova (1889–1924) estudió con Henri Le Fauconnier y Jean Metzinger en París; a su vuelta a Moscú frecuentó el taller de Vladimir Tatlin quien la influyó en su experiencia constructiva y escultural. Después viajó a Italia e investigó la pintura de Giotto y se interesó por lo que hacían los futuristas.
En 1915 se unió al grupo "Supremus" y a los suprematistas, Malevitch y sus seguidores eran el núcleo más radical de la abstracción que había surgido hasta el momento.

"La vida y la producción artística de Popova están marcadas por dos acontecimientos: la Revolución de 1917 y las vanguardias históricas. De la inquieta joven burguesa que acude a París en el curso 1912-13 para estudiar en la "Academia Cubista" de La Palette, junto a Le Fauconnier y Metzinger, a la mujer plenamente integrada en el discurso y la práctica artística de la Revolución, han pasado tan solo diez años. Diez años marcados por una rápida sucesión de cambios formales -cubo-futurismo, suprematismo, constructivismo y arte de producción-, políticos y vitales".