24 de abril de 2004

LA ESENCIA DE LAS COSAS
El pionero de la abstracción, Constantin Brancusi, es objeto de una exposición en la Tate Modern, que pretende captar el carácter esencial de su escultura. La selección de una treintena de piezas reúne obras en piedra y mármol, entre ellas, El Beso (1907), su obra maestra en la que logra por primera vez, la síntesis de los cuerpos y el bloque de mármol en el que están esculpidos.
También hay una serie de obras en madera y bronce, inspiradas en las tradiciones africana y rumana, entre ellas la Maiastra (1911), o la serie de los pájaros, uno de los temas favoritos del artista.

Constantin Brancusi nació en Rumanía en 1876, se trasladó a París en los primeros años del siglo y allí permanece durante más de 50 años; a mediados de los años 20 abrió su taller personal. Estudió la obra de Auguste Rodin y a partir de 1907 inició un proceso de simplificación y depuración de la forma creando así el camino hacia la abstracción.


Constantin Brancusi
Musa durmiendo 1909-10