3 de diciembre de 2003

VOLVER A LA ESCENA DEL "CRIMEN"
Eso es lo que ha hecho la fotógrafa Taryn Simon con 44 hombres y una mujer que han pasado varios años en prisión por crímenes que no cometieron.
La mayoría de ellos han sido fotografiados en el lugar del delito, con el que no tienen ninguna relación; otros han preferido ser retratados en el sitio donde fueron detenidos o identificados erróneamente.
Todos fueron liberados gracias a "The Innocence Project", una organización de Nueva York fundada por dos abogados que, mediante el análisis del ADN, prueban la inocencia de las personas encarceladas injustamente.