15 de octubre de 2003

OPPIDUM VETTÓN
La intervención arqueológica llevada a cabo en el mes de septiembre por un equipo de Arqueólogos de la Universidad Complutense de Madrid, 14 sondeos planteados en un muestreo aleatorio en el cerro de Ulaca (Solosancho, Ávila), ha dado como resultado la localización de la necrópolis del castro celta más grande de Europa.

La confirmación de la localización del cementerio está avalada por los siguientes hechos:
- El hallazgo de encachados de piedra que coinciden con los típicos cubrimientos de sepulturas de incineración en hoyo de los cementerios de la Edad del Hierro de la Meseta, entre ellos los vettones.
- La excavación de uno de estos encachados, que permitió documentar una sepultura en fosa con ofrendas cerámicas, concretamente vasos y urnas de distinto tamaño, un ajuar metálico característico de los siglos II-I a.C, consistente en una vaina de puñal, cuchillo, regatón para una posible lanza, además de varias cuentas de collar y algunos fragmentos óseos.
- La excavación de una fosa con abundantes restos de cerámica y huesos de animales seleccionados, entre ellos mandíbulas de caballo, tal vez quemados, que sugieren un área de posible actividad ritual en conexión con la necrópolis.
- El hallazgo de restos cerámicos a torno en otros sectores de la planicie, que se corresponden con los recogidos en la sepultura y en la superficie del castro.

Los elementos encontrados fueron restos de vasos y urnas funerarias de distinto tamaño, además de un ajuar metálico con una funda de puñal, una aguja, un cuchillo, un regatón para su colocación en un extremo de la lanza, además de varias cuentas de collar y algunos fragmentos óseos.
Junto a ellos, había restos humanos y de fauna, posiblemente de caballo.