2 de octubre de 2003

DE ESPÍRITUS
El Espacio Uno del Museo Reina Sofía acoge la primera exposición en España del artista norteamericano Jeremy Blake, compuesta por dos proyecciones en DVD, una en pantalla de plasma, extraídas de la todavía inacabada trilogía Winchester. Blake utiliza en sus trabajos tomas en 16 mm, fotografías antiguas, segmentos de cine, efectos digitales generados por ordenador y dibujos con tinta.

La obra gira en torno del tema de una mansión un poco siniestra, la Winchester Mystery House, una casa con 26 habitaciones creada por Sarah Winchester en el valle de Santa Clara en 1884 y que según la leyenda, está poseída por los espíritus de personas asesinadas con los Winchester.
Después de la muerte de su hijo y de su marido (el inventor del rifle Winchester) Sarah, espiritista devota, heredó una cuantiosa suma de dinero. Una vidente le hace a la viuda la siguiente advertencia: "Debe emprender una vida nueva, y construir una casa para compartir con los espíritus que fueron víctimas de este arma nefasta. Nunca podrá terminarla. Mientras construya, vivirá. Si se detiene, morirá." Sarah sigue a rajatabla el augurio.