6 de julio de 2003

MUSA DEL SURREALISMO
Lee Miller, fotógrafa retratista y de moda, comenzó en el mundo de la fotografía como modelo (ver esto como curiosidad), posando para fotógrafos como Edward Steichen, Hoyningen-Huene y Arnold Genthe.
En 1929 se traslada desde los Estados Unidos a París donde tiene los primeros contactos con el movimiento surrealista, fue musa y amante de Man Ray. En 1932 regresa a Nueva York donde establece por poco tiempo un estudio que cierra al casarse con un empresario egipcio e irse a vivir a El Cairo.

Posteriormente y durante un viaje a París en 1937, conoció a Roland Penrose, el artista surrealista que se convertiría posteriormente en su segundo marido y junto al que viajó por Grecia y Rumania.
Miller alternó su trabajo para Vogue y el trabajo como fotoperiodista para el ejército de los Estados Unidos cubriendo la guerra en Europa, fotografió el "Dia D", St. Malo, la liberación de París, las batallas de Luxemburgo y Alsacia, la alianza Ruso-Americana en Torgau, la liberación de los campos de concentración de Buchenwald y Dachau, los escombros del búnquer de Hitler en Berchtesgaden y el apartamento de Hitler en Munich (con la famosa foto de Miller en la bañera)
Tras la guerra continuó trabajando para Vogue durante otros dos años retratando la moda y los famosos del momento; en 1947 se casa con Roland Penrose y con él trabaja en los retratos de Picasso, Miro, Man Ray y Tapies para las estupendas monografías que Penrose escribió sobre estos artistas.

En el Museo Getty "Musa del Surrealismo: Lee Miller, Roland Penrose y Man Ray".