4 de marzo de 2003

VECINOS
El Met inaugura la exposición «Manet-Velázquez», la primera que examina en detalle la atracción de los artistas franceses del siglo XIX por la pintura española del siglo XVII; una etapa en la que los artistas franceses abandonan el idealismo del Renacimiento italiano para abrazar el naturalismo de la pintura barroca española.
Hasta el siglo XIX, el arte español había sido ignorado en Francia y estaba pobremente representado en las colecciones francesas. En el siglo XVIII y principios del XIX, Murillo era el único artista español bien conocido fuera de su país; esto cambia entre 1808 y 1814 cuando las campañas napoleónicas dieron un giro a la percepción que tenían los franceses de la pintura española.

La muestra gira en torno al trabajo español de Edouard Manet, cuya carrera revela la importancia de la pintura española hacia mediados del siglo XIX y la influencia que tuvo Velázquez.
Y también incluye trabajos de los estadounidenses Sargent, Chase, Eakins, Whistler y Cassat, que estudiaron en Francia y aprendieron a pintar como los españoles. La muestra presenta 130 pinturas de los grandes maestros españoles, entre ellos Velázquez, Murillo, Ribera, El Greco y Zurbarán, así como obras de artistas franceses como Delacroix, Courbet y Degas.