11 de marzo de 2003

DE GOCHINOS TATUADOS
A veces hay que desayunarse con cosas como estas:



Se llama Boris y es un cerdo ruso que después de pasar por el taller de taxidermia fue tatuado a la moda. Es "obra" de Wim Delvoye un artista conceptual belga conocido por "hacer arte" con cerdos vivos tatuados; en Belgica ya le prohibieron una exposición con esta temática, ahora vuelve a la carga en la exposición EXTRA.
Este tipo es el mismo que creó una instalación con un estómago artificial que digiere comida y después....después, pasa esto.