12 de febrero de 2003

LA MANIERA
En la segunda década del siglo XVI algunos pintores, como Pontormo, Beccafumi o Il Parmigianino, se rebelan contra la pintura renacentista "de moda" (Miguel Ángel, Rafael o Leonardo) y contra la convención clásica y tratan de pintar de otra “manera”.
Rompen con las normas clásicas, crean una nueva estética: un arte exagerado, de luminosidad violenta y posturas imposibles; de figuras con un canon de belleza especialmente alargado (p.e. La Virgen del cuello largo, de Parmigianino); de colores raros, fríos, artificiales; de composiciones asimétricas en contraposto...
A mediados del siglo XVI el manierismo ya lo impregna todo, la escultura, la arquitectura y al resto de las artes decorativas y comienza su recorrido por Europa y, como siempre, llega tarde, mal y nunca a España....pero bueno eso ya es otra historia.

Todo esto iba a que este año se cumple el quinto centenario del nacimiento de Francesco Mazzola, "Il Parmigianino" y en su ciudad lo celebran con una exposición "Parmigianino y el Manierismo europeo" que reúne 40 cuadros y 60 dibujos y una selección de obras de sus seguidores (p.e. obras del manierismo veneciano, francés y nórdico).
También han organizado una especie de inmersión en el Cinquecento de Parma, una recreación del ambiente cultural de la época a través de la visita a doce castillos de la provincia y a las iglesias, conventos y palacios donde Parmigianino, Corregio y los pintores de la Escuela de Parma del siglo XVI dejaron sus obras.