29 de enero de 2003

LO CERCANO
Enrique Marty, el enfant terrible del arte contemporáneo español, expone su obra más reciente en la Galería Espacio Mínimo. "Incidente en la madriguera", al igual que sus anteriores trabajos, tiene como protagonista casi único a su familia. Escenas cotidianas, realismo en estado puro: las babas del sobrino, las batallitas del abuelo, las enfermedades, la comida de los domingos...

El título de esta exposición se refiere a un lugar difícil de localizar, un lugar entre el entresuelo y una madriguera donde habita un joven nostálgico; un lugar fronterizo, un sitio que puede ser un interior o un exterior, un híbrido o collage entre las distintas habitaciones de una casa, unos baños públicos, unos probadores o un bar.
Es un espacio en el que ha ocurrido algo, un extraño incidente, un problema que el espectador percibe claramente al entrar en la galería y del que puede incluso sentirse el causante, como si la suya fuera una visita inesperada e inoportuna que rompe la supuesta estabilidad que había antes de su entrada en esa madriguera donde sus habitantes se sienten seguros hasta que su interior es violado por esa presencia extraña. En realidad, un espacio alterado por una visión distorsionada de un hospital psiquiátrico convertido en una casa.

En esta ocasión Marty expone más esculturas, aunque no ha abandonado su primeriza forma de trabajar, pinturas al óleo inspiradas directamente en fotografías polaroid que toma a todo lo que le rodea; o también en películas a las que hace fotos y después copia al lienzo.