9 de enero de 2003

EXCALIBUR EN N.Y.
"Excalibur" una bifaz hallada en la Sima de los Huesos de la Sierra de Atapuerca en 1998 es la estrella de la exposición "Los primeros europeos: tesoros de la sierra de Atapuerca" que se inaugura en el Museo de Historia Natural de Nueva York.
Se presentan ahora los resultados de una investigación que ha durado cuatro años y que revela que este hacha de cuarcita roja es crucial para apoyar las teorías que tratan sobre la posibilidad de la existencia de algún tipo de rito funerario entre los homínidos que habitaron la Sierra de Atapuerca.

Tanto el Homo Sapiens como el Neandertal enterraban a sus muertos; pero "Excalibur" fue encontrada entre fósiles de 28 cadáveres humanos que tienen más de 350.000 años y que pertenecen a una especie anterior al Neandertal conocida como Homo Heidelbergensis. Su hallazgo demuestra que la acumulación de cadáveres en la sima puede responder a un comportamiento simbólico; puede ser que hace casi 400.000 años el hombre heidelbergensis practicara ya algún tipo de rito funerario.

Las muestras más antiguas de prácticas funerarias halladas hasta ahora tienen 60.000 años y son bastante discutidas, de ahí la importancia que los paleontólogos han dado al hallazgo del bifaz de cuarcita roja de la sima.
Los investigadores de Atapuerca están convencidos de que los cuerpos de la sima no están allí a causa de una catástrofe natural sino que fueron depositados intencionadamente. "Y junto a ellos, en algún momento, tal vez como homenaje, se dejó una pieza singular, un hacha de un material muy especial, perfectamente tallada".