17 de diciembre de 2002

+ GAUDÍ
A punto de terminar el Año Gaudí la exposición "Gaudí visto por la retina japonesa" (Casa Asia>Cultura>Agenda) examina las relaciones entre el Gaudí y Japón a partir de la obra de tres fotógrafos y los testimonios de varios profesionales japoneses que ofrecen una visión de la fascinación de los japoneses por el mundo de Gaudí, compleja y alejada de los tópicos.

El arquitecto Kenji Imai viajó a Barcelona en 1926, seis meses después de la muerte del arquitecto catalán, y realizó una serie de fotografías que transmiten una atmósfera de soledad e introspección; y ya en la actualidad dos fotógrafos dan su peculiar visión de las obras de Gaudí: Hisao Suzuki utilizando las técnicas de la fotografía digital para conseguir la máxima nitidez y realidad en unas imágenes espectaculares de la cripta Güell y Takushi Katafuchi tomando la obra de Gaudí como pieza central de un juego de evocaciones y sugerencias, que pone de relieve las analogías entre fotografía y arquitectura, naturaleza y artificio.

Además de las fotografías la exposición se completa con los comentarios de: Etsuro Sotoo, un escultor que lleva trabajando 24 años en la Sagrada Familia; otro escultor, Hidetoshi Nagasawa, discípulo de Imai y que se inspira en la naturaleza como Gaudí; un músico y artista, Kan Masuda; el grabador Hiroshi Kitamura; la escritora y traductora Masako Yamauchi; el fotógrafo Eikoh Hosoe; el arquitecto del Palau Sant Jordi, Arata Isozaki y tres estudiosos de reconocido prestigio, Hiroya Tanaka, Toshiaki Tange y Tokutoshi Torii, autor de "El mundo enigmático de Gaudí" (1983).