7 de junio de 2002

LA XI
Okwui Enwezor, director artístico de la Documenta XI, que se inaugura mañana en la ciudad alemana de Kassel, se ha referido a esta cita como un certamen "que antepone la protesta a la estética". La vinculación con la realidad se erige así en motor de esta muestra, que se celebra cada cinco años y que en esta ocasión ha querido acercarse a los problemas y contradicciones del mundo actual.

Buena parte de las 450 obras que se presentan están guiadas por una voluntad de hacer frente a los retos de la sociedad actual. Pintura, escultura, arquitecturas, fotografía o instalaciones se ponen al servicio de la reivindicación de la ética en el arte, a través del reflejo de historias que muestran la cara menos agradable de la vida. La tragedia de la inmigración, las guerras o los fanatismos son las notas dominantes de las obras de una Documenta con mayor presencia de artistas procedentes de "terceros países" que nunca. La selección de Documenta incluye artistas de diversas generaciones, desde clásicos como Louise Bourgeois a artistas más jóvenes como David Goldblatt. España está representada por el fallecido escultor Juan Muñoz y por el director de cine Pere Portabella.