4 de junio de 2002

GAUDÍ
La exposición "Universo Gaudí", que acoge el CCCB, surge con la pretensión de abordar la figura de Gaudí desde un nuevo punto de vista, considerándole como un artista conectado con las corrientes de su época en lugar de como un creador aislado.
La muestra investiga también las huellas dejadas por el arquitecto en la obra de artistas de generaciones posrteriores.

La exposición tiene como objetivo "poner la carne y la sangre en el esqueleto", la parte más conocida de la obra del arquitecto, según afirmó Juan José Lahuerta, comisario de la muestra. Más de 400 piezas prestadas por diversas instituciones y colecciones internacionales conforman este ambicioso recorrido por la obra de Gaudí y sus conexiones.
La muestra está estructurada en tres ámbitos que, al reunirse, dan la clave para entender de manera completa el universo de Gaudí.

La primera de las secciones lleva por título "Las cosas vistas", y en ella se contempla el periodo de formación de Gaudí y el proceso de gestación de sus primeras obras importantes. Para ilustrar este apartado, se ha recuperado la casi totalidad de sus dibujos de estudiante, otros dibujos hechos para arquitectos como Joan Martorell o Francesc de Paula del Villar, así como algunos de los libros con láminas que Gaudí consultó en la biblioteca de la Escuela de Arquitectura.
Esta fase muestra la relación de Gaudí con algunas de las corrientes estéticas de finales del siglo XIX, el gusto por el rococó y los estilos del siglo XVIII. También son influencias importantes los prerafaelitas, el movimiento de Arts&Crafts o las grandes obras de arquitectura monumental de la época.

La reconstrucción virtual del taller de Gaudí es el motivo central de la segunda de las secciones. La recreación del lugar de trabajo del arquitecto catalán, situado debajo mismo de la Sagrada Familia y destruido en el inicio de la Guerra Civil española, se ha hecho a partir de fotografías originales. Dibujos, yesos, fotografías de Rodin y pinturas de artistas como Mir o Picasso acompañan a los yesos, maquetas, esbozos y fotografías de Gaudí. Esta sección permite acercarse al modo de trabajar de Gaudí y las técnicas que empleaba.

El tercer apartado, titulado "La Fortuna", se ocupa de la recepción internacional y el impacto de la obra de Gaudí en artistas pertenecientes a distintos movimientos como el expresionismo, el surrealismo o el racionalismo. Se presentan tres dibujos y un óleo de Salvador Dalí, fotografías de Man Ray y Dora Maar o dibujos de Le Corbusier. El recorrido se cierra con la obra "Tríptico", de Antoni Tàpies, en la que aparece la Sagrada Familia.