21 de mayo de 2002

GALLUS
Arqueólogos británicos presentaron hoy una monografía sobre el hallazgo, en 1981, del esqueleto de un joven travestido romano, encontrado en el norte de Inglaterra, que vivió en el siglo IV d.C y, que al parecer, se castró en honor de la diosa Cibeles.
Se cree que el esqueleto masculino, descubierto en las cercanías de Catterick, en el norte de Inglaterra, es el primero que se encuentra en un cementerio romano en Gran Bretaña vestido con ropas de mujer;entre los restos que le acompañaban se encontraron un collar, un brazalete, una pulsera y un adorno en el tobillo, así como dos piedras introducidas en la cavidad bucal.

El esqueleto probablemente corresponde al de un "gallus", un sacerdote que se castró en honor de la diosa Cibeles. Esta diosa, incorporada a la mitología romana en el siglo III antes de Cristo, era adorada en fiestas públicas y los aspirantes a su sacerdocio, los "galli", se castraban en el llamado "día de la sangre" en abril, para imitar a Atis, el amante de esa divinidad, que se convirtió en eunuco para expiar que le había sido infiel. Tras la castración, los sacerdotes de esta deidad se adornaban con joyería, vistosas ropas de mujer y turbantes o tiaras, además de portar intrincados peinados femeninos.