5 de marzo de 2002

SAMUEL BOURNE: FOTOGRAFO EN LA INDIA
En enero de 1863 llega a Calcuta un fotógrafo inglés, Samuel Bourne, que hasta 1869 recorre la India en busca de las más exóticas escenas a ojos occidentales. Era uno más de los viajeros/fotógrafos victorianos. Junto a Charles Shepherd Bourne comienza una aventura que le llevará desde los barrios más pobres de las masificadas ciudades indias hasta las cumbres del Himalaya.

En una exposición organizada en Roma por "L´Istituto nazionale per la grafica" presentan una muestra de las miles de fotografías que hizo Bourne durante ese viaje; son 160 fotografías: retratos, palacios, mezquitas, templos, calles, ciudades...todas impregnados de la misma atmósfera que aparece en los libros de Rudyard Kipling. Sus fotografías tienen una cierta característica lumínica que recuerda a la clásica fotografía raj, una luz misteriosa envuelve las escenas.

Bourne escribía relatos sobre sus aventuras para The British Journal of Photography; esas crónicas y las fotografías que las acompañaban eran esperadas con gran expectación en Inglaterra. Además de la actividad en su estudio fotográfico en Calcuta, Bourne y Shepherd se dedicaron a viajar por todo el país recogiendo la vida cotidiana de la gente del pueblo, retratando marajás, oficiales del ejército inglés...

La gran aventura de Bourne en esas tierras comenzó en Simla, una ciudad de la región de Himachal Padresh a donde se retiraban los ingleses (incluido el gobierno de Su Majestad en la India) para refugiarse desde abril a octubre y evitar así el calor sofocante de las zonas llanas; alli planea una excursión al Himalaya que dió como resultado algunas de las primeras fotografías que se conservan de las montañas de esa zona. Declaró que su principal interés al fotografiar el Himalaya era de naturaleza puramente pictórica, aunque si estaba interesado en la geología y la influencia de la altitud en la flora y la fauna.




Samuel Bourne, Benares. La gran mezquita de Aurangzeb, 1865-66
Colección Dietmar Siegert, Monaco.