22 de marzo de 2002

LE DERNIER PORTRAIT
El último retrato, tomando como soporte máscaras mortuorias, pinturas, dibujos o fotografías, fue una práctica muy frecuente durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. No sólo los personajes famosos (políticos, intelectuales, nobles..) dejaron testimonio de sus últimos momentos, también los familiares cercanos a los artistas fueron retratados en su lecho de muerte y sirvió este durísimo trabajo como muestra de su sentimiento y pesar.

En el Museo d´Orsay, a partir de mayo, se podrá descubrir como fue ese último momento de personajes como Napoleón, Géricault, Gambetta, Hugo, Proust, Jean Cocteau, Edith Piaf o la Madre Teresa de Calcuta. Y obras de artistas como Tintoretto, Scheffer, Delaroche, Henner, Regnault, Seurat, Rosso, Ensor, Munch y Hodler, que retrataron el último momento de sus seres queridos.

Si alguien tiene más afán necrofílico se puede pasar también por esta exposición que, por razones obvias me niego a comentar, no vaya a ser que sugiera más malas artes a algún "incinerador" poco profesional.