21 de marzo de 2002

HOY ME SIENTO KLIMT
Me siento Klimt porque todo a mi alrededor brilla como en sus obras; con este sol primaveral, brilla la superficie del mar, brillan las pequeñitas hojas de los árboles, las flores de los jardines y hasta la cara de la gente.
Como en un paisaje de Klimt, un mosaico de colores brillantes me sigue los pasos, ¿me alcanzarán?