22 de febrero de 2002

CAJA DE REMORDIMIENTOS
Bancaja expone en Alicante una serie de cuarenta y cinco grabados: aguafuertes, puntas secas y barnices blandos que Picasso realizó a lo largo de su vida, considerada como una especie de diario íntimo del artista, ya que refleja todas las etapas de su vida y los diversos estilos con los que experimentó.
En la web creada para esta exposición podemos participar en el juego "Reinterpretando a Picasso", visitar la muestra "Suite 347" y profundizar en la biografía del pintor.

La historia de la Caja de remordimientos comienza a finales de 1960 con el traslado de Cannes a Mougins por parte de Picasso y Jacqueline Roque, con quien se casa en 1961. Al dejar la casa se encontraron con una serie de planchas de cobre y zinc de las que mandó hacer pruebas. De estas copias, Picasso rechazó algunas y el resto las mandó imprimir. El artista firmó las once primeras estampas de esta impresión. El resto fue guardado en una caja, que Picasso dejaría en una esquina de su taller. La caja no volvería a abrirse hasta su muerte.

La Serie 347 fue realizada en 1968 y se llama así por el número de grabados que la forman (todos se pueden ver en la web), con el tema del pintor y la modelo como asunto principal. Se mostró por primera vez como conjunto en la Galerie Louise Leiris de París en diciembre de 1968; y debido al erotismo de algunas estampas, en especial las referidas a los juegos del pintor Rafael con su amante la Fornarina, se expusieron en una sala privada, cerrada al público en general.
Se encuentran en estos grabados todos los demás temas de Picasso: el mundo de las corridas de toros y de los cantaores de flamenco, el mundo de la mitología grecorromana y sobre todo el mundo del paisaje mediterráneo. Alrededor de 66 imágenes se dedican a un tema tan español como es el de La Celestina, novela de la que el artista poseía dos ejemplares antiguos, uno del s. XVI.
También hay amplias referencias a la vida cotidiana, a la propia infancia del artista, o a lo que Picasso podía ver en la televisión francesa, como películas de romanos, o Las mil y una noches, etc. Pero además esta Suite está llena de referencias a otros artistas, como Rembrandt, el ya citado Rafael, Ingres, al cuadro del Greco El Entierro del Conde de Orgaz, a la pintura de Manet y a la de Monet.