17 de enero de 2002

LABORATORIO DE ARTE
El Palacio de Tokyo, en París, es un edificio neoclásico situado en la avenida Wilson, frente al Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad. Es el lugar que han elegido Nicolas Bourriaud y Jerôme Sans para desarrollar un proyecto ambicioso, alternativo, «laboratorio de experiencias culturales y de convergencia» que se abrirá el día 22 de enero.
Sus 4.000 metros cuadrados bajo un techo de cristal acogen instalaciones espaciosas que serán escenario de exposiciones, tertulias y actividades en artes plásticas, música y literatura. Con este proyecto, París recupera su espíritu cosmopolita e innovador.

En el París de los museos convencionales, del arte convertido en objeto sagrado e inaccesible a las masas, cuesta imaginarse un impulso vanguardista como el que representa el Palacio de Tokyo, auspiciado por el Ministerio de Cultura francés. Esta idea surge de una serie de experiencias interiores y vitales de ambas personas (Nicolas Bourriaud y Jerôme Sans, quien será uno de los 20 comisarios de Arco 2002) que se escapan del concepto convencional de coordinadores, escritores y críticos de arte, con la ambición de devolverle a París un sentido verdaderamente cosmopolita. Muy buena iniciativa, sin duda.