28 de septiembre de 2001

HOMBRE Y NATURALEZA
La galería madrileña Garage Regium Arte comienza su nueva etapa expositiva con la muestra de la fotógrafa alemana Eva Leitolf. Hasta el 1 de noviembre, podrán contemplarse la quincena de fotografías que componen la exposición, todas ellas en color y montadas en metacrilatos.
En estas imágenes, Leitolf propone toda una declaración de principios sobre la relación del hombre (artista) y la naturaleza, y un diálogo entre lo artificial y lo natural... A primera vista, las fotografías parecen estar tomadas en plena fauna; una segunda mirada de los trabajos hace obvio que las imágenes son realmente reproducciones exactas de la naturaleza.
Sin embargo, un estudio más detenido de la vegetación y de los animales recreados en su ambiente natural revela las costuras anteriormente escondidas, puntos de pintura y otros materiales artificiales utilizados en la composición de las exposiciones en los museos de ciencias naturales.
Las sombras proyectadas por los animales disecados y los pájaros sobre un horizonte que en realidad es un paisaje pintado crean complejos de efecto hiperrealista.

26 de septiembre de 2001

EL DIARIO DE SHACKLETON
El 8 de agosto de 1914, dos años después de que Amundsen llegara al Polo Sur, Shackleton y su tripulación partieron desde Inglaterra hacia el mar de Weddell en la Antártida. Quería lograr su sueño: atravesar a pie toda la Antártida.
Tras hacer escala en Buenos Aires, sin haber llegado aún a la Antártida, el barco de Shackleton, el Endurance, se vio atrapado entre los témpanos. En enero de 1915, en el mar de Weddell, quedó el barco totalmente inmovilizado.
Durante meses, Shackleton y su tripulación permanecieron en el barco soportando temperaturas muy bajas, pero en octubre de 1915, los hielos rompieron el casco y el Endurance se hundió.
La tripulación logró salvar los botes y, durmiendo sobre témpanos, alimentándose de focas y arrastrando los botes, en agosto de 1916 llegaron a la isla Elefante, donde permanecieron 105 días hasta ser descubiertos.

Además de este viaje final, ya que Shackleton moriria en 1922, otras de sus expediciones fueron recogidas en un diario y otros archivos que ahora han sido comprados por el Instituto Scott de Investigación Polar, en Cambridge.
Como curiosidad, en la puja de los bienes de Shackleton, había una chocolatina Cadbury de hace unos 100 años, que le acompañó en su primera expedición a la Antártida durante el mítico viaje de Robert Scott entre 1901 y 1904.

arrastrando_bote

25 de septiembre de 2001

ALQUEVA, EL FIN CADA VEZ MAS CERCA
En el mes de Mayo ya comentamos aqui la construcción de la presa de Alqueva (entre Extremadura y Portugal) y la consiguiente "desaparición" de restos arqueológicos alli situados. Pues bien, después de los exhaustivos estudios realizados y mediando en este tiempo unas cuantas dimisiones a costa de la polémica inundación, no ha faltado la visita de los técnicos de la UNESCO.
Consecuencia inmediata: declaran que este yacimiento, del que ya se han datado más de 500 grabados en zona española y unos 300 en la portuguesa, debe ser considerado por su valor e importancia "Patrimonio de la Humanidad, como el David de Miguel Angel o la Gioconda", y se muestran a favor de, al menos, retrasar el llenado de la presa hasta que concluyan los estudios.

Dudamos muy mucho que la declaración de Patrimonio de la Humanidad llegue a tiempo y se evite asi la desaparición de los grabados; pero si que se podrian "salvar" con un traslado....una opción que aunque costosa seria ideal en este caso en el que casi todos están de acuerdo en la necesidad de la presa.

limpiando restos

24 de septiembre de 2001

ZURBARÁN A LA VENTA
La iglesia de Inglaterra tiene la intención de poner a la venta una serie de doce pinturas de Zurbarán (1598-1664); es la serie dedicada a "Jacob y sus doce hijos" que se encuentran en el palacio episcopal de Durham desde hace más de dos siglos y medio, aunque pudieron ser vistas por primera vez en la National Gallery en 1994, y un año más tarde en el 175 aniversario del Museo del Prado.

Las doce pinturas, de gran formato y delicada factura, retratan de cuerpo entero a Jacob y su hijos: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Zabulón, Isacar, Dan, Gad, Aser, Neptalí, José y el "Benjamín" que completa la serie y que pertenece a una colección privada inglesa. La serie de Zurbarán sobre "Jacob y las doce tribus de Israel" fue creada en 1640 y se conservó en su totalidad en Inglaterra.
La leyenda apunta que probablemente las pinturas estaban destinadas a un convento americano, pero tal vez en el transcurso del viaje algún corsario incautara el tesoro pictórico y llegara así al Reino Unido. Se conoce que el lote fue adquirido en una subasta en 1720 por un comerciante llamado James Méndez, y que más tarde sus herederos venderían la serie por 14 libras al obispo de Durham en 1756.

Desde entonces, las doce obras han permanecido colgadas en el comedor episcopal, un espacio que hoy está abierto al público. La propiedad de las obras corresponde a la Comisión eclesiástica británica, que se encarga de los haberes y sueldos del clero inglés, y que en los últimos tiempos, se sabe que sus finanzas e inversiones no han sido muy buenas, razón por la que podrían tomar una solución definitiva sobre la posible venta de las piezas de Francisco de Zurbarán a finales de septiembre.

21 de septiembre de 2001

PUENTE ROMANO
Hace un año, durante las mareas vivas de septiembre, un vecino de la zona encontró en las marismas del rio Bidasoa los restos de un puente romano de madera localizado entre las islas Hiru Kanale y Galera, de Irún.
En febrero, la prueba del carbono 14 confirmó el origen romano de esta infraestructura de roble, datada en un periodo comprendido entre los años 80 y 200 d.C.
Aunque la localización se produjo hace un año, los investigadores de Arkeolan no han podido trabajar sobre los restos hasta esta semana, cuando la bajamar se encuentra en los mínimos del año. El agua ha dejado al descubierto 13 pilotes en cada orilla, los que sustentaban el puente. Están separados unos de otros por una distancia de medio metro, lo que permite aventurar cuáles serían las dimensiones de esta estructura sobre el Bidasoa. Se estima que el puente tenía una anchura de 6,5 metros y una longitud mínima de unos 100 metros.
Los trabajos de investigación de los restos del puente revelan que fue uno de los más importantes de la arquitectura romana en Europa. Hasta ahora, sólo existían referencias de puentes de estas características en el Danubio y el Támesis.

El hallazgo confirma la existencia de un paso estable por los Pirineos y una calzada romana que, procedente de Burdeos, enlazaba con la del Mediterráneo a través Oiasso, nombre con el que se conocía a Irún en la época romana, y de la que aún existen restos en la zona de los lagos de la localidad francesa de Arcachon. Este puente sobre el Bidasoa enlazaba toda una red radial de comunicaciones que confluían en Irún y en Hendaya, y que conectaba con Bayona, París y las principales calzadas romanas de la península. Además, hay constancia de la utilización de esta estructura sobre el río hasta el siglo XV.

restos puente romano
PRINCIPIOS PARA UN MILENIO
La "Capilla del Milenio" es el nombre que recibe la intervención artística que Cristóbal Gabarrón ha realizado en la capilla de las Salinas de Medina del Campo.
La inspiración ideológica de esta creación se ha basado en los principios que inspiraron la Cumbre del Milenio, celebrada en septiembre del año 2000 en la sede de la ONU en Nueva York. La obra de Cristóbal Gabarrón fue elegida entonces como imagen emblemática de esta reunión.
Ha realizado en la capilla un extenso programa iconográfico plasmado en 490 metros cuadrados de superficie mural, en él que se hace referencia al ciclo vital de cualquier ser humano, además de a los conceptos de Paz, Solidaridad, Tecnología, Educación, Libertad, Humanidad, Naturaleza, Tolerancia e Igualdad.
También tienen cabida en él hechos históricos fundamentales de los dos últimos milenios, descubrimientos científicos, inventos técnicos y acontecimientos políticos.

20 de septiembre de 2001

EL ESCORIAL VIRTUAL
Dentro del proyecto "Reconstrucción en realidad virtual de los reales Sitios", comprendido en el programa "Ars Virtual", hoy se presenta en el Aula Magna del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial la página de Internet correspondiente a este monumento.
Este programa permitirá visitar a través de la red todos los palacios y monasterios que administra el Patrimonio Nacional y otros monumentos religiosos, como las catedrales de Cuenca, Palma de Mallorca, Valencia, Oviedo y el Palacio Real de Madrid.
Hay varias opciones para la visita virtual: guiada, libre, rápida y privada ( esta última quizás es la más interesante para los que ya conozcan los monumentos); y también se puede escoger entre calidad media y alta de las imágenes.

En fin, no voy a decir que no me gusta esta iniciativa "virtual", porque si me gusta...aunque el plugin "interruptus" nada más comenzar la visita me bajó un poco el nivel de adrenalina, y es que la idea de recorrer el Escorial a fondo es siempre tentadora ; pero vamos que si pasaran todo el proyecto a un cd y los de Telefónica me lo enviasen como regalo las próximas navidades no tendria ningún inconveniente.
Pero vamos, que si, que la visita virtual merece la pena...siempre queda algo por descubrir.

18 de septiembre de 2001

S.O.S. Lo nuevo de Txomin Badiola
Badiola (Bilbao, 1957) es un investigador infatigable. Primero abandonó la pintura por la escultura, con presupuestos heredados del constructivismo y de Oteiza, para pasar después a explorar las posibilidades de la fotografía y el video.
A través de estos medios presenta una continúa reflexión sobre el significado del arte, la política y la comunicación actual, que sorprenden, como lo hicieran en LM&SP (un hombre de poca moral y algo de persuasión) (1998) con un bombardeo constante de imágenes de la violencia en el País Vasco que cuestionaban los signos de identidad nacionalistas.
Se formó en la escuela de Bellas Artes de Bilbao y tras vivir en la década de los noventa en Londres y Nueva York, en 1998 vuelve a su ciudad natal, en la que actualmente reside y trabaja.

Desde el 11 de septiembre al 13 de octubre de 2001, en la galería Soledad Lorenzo de Madrid presenta sus últimas obras en forma de cuatro pabellones que son los cuatro fragmentos de una misma historia. Mezclando la escultura, el video y la fotografía en estructuras que gozan de movilidad propia, el significado se construye, o “des-construye”, en cada mirada del público.
“SOS”, socorro, es el mensaje primero y último que da la instalación.
Badiola se centra en los problemas expresivos de la escultura y de la construcción de significados en el lenguaje en general.

La presentación de Badiola transmite la sensación de abatimiento e imposibilidad de una comunicación verdadera y que refleja en su introducción escrita: La escultura es un paradigma ya que pretende hacer material un discurso que es imposible de atrapar: “Por encima de todo se trata de subrayar el ideal moderno de totalidad formal mediante la imposibilidad de conseguirlo”, Jameson; los signos que articulan el mensaje son alegorías de lo que realmente se quiere expresar: “La expresión verdadera oculta lo que manifiesta”, Artaud; estos signos además son arbitrarios dependiendo de la lectura del receptor del mensaje: “... es el Otro descentrado quien decide el verdadero significado de lo que hemos dicho”, Zizek; por último la tendencia del hombre a articular su verdad por medio de una mentira, concepto totalmente freudiano: “Hay algo profundamente subversivo en no querer expresar nada”, Debray.

Ambigüedad continua del sin sentido contemporáneo, la imposibilidad de conseguir lo que se quiere y ser consciente de ello.
Un discurso filosófico – psicológico, que finalmente es un grito de angustia ante los problemas del artista actual: la validez o no de los medios creativos en sí mismos y la alineación de la sociedad que le rodea. Una invitación a la reflexión y a “establecer un contacto”.
 Badiola_SOS

Nada que merezca la pena estará allí donde lo buscas/ Nothing worth finding will be where you look for it. 2000-01
construcción en madera y metal, video. 210 x 244 x 350 cms.

17 de septiembre de 2001

PATRIMONIO INDUSTRIAL
El Instituto del Patrimonio Histórico Español ha anunciado su intención de desarrollar un "Plan Nacional de Patrimonio Industrial", similar al ya desarrollado sobre catedrales. El responsable de este instituto señaló la necesidad de conservar los paisajes industriales que, en muchos casos, forman una parte importante de nuestra historia, como es el caso de la cuenca minera de Asturias o de la margen izquierda del Nervión.

Este Plan se iniciaría con la preparación de un inventario del patrimonio industrial español, realizándose más tarde las actuaciones necesarias en cada una de las comunidades autónomas, diez de las cuales ya han mostrado su apoyo al proyecto. La intención de este programa es conservar no sólo las estructuras externas de los edificios industriales, talleres o factorías, elegidos, sino mantener también su maquinaria, de manera que se pueda mostrar a las próximas generaciones la realidad cotidiana de la industria en España

16 de septiembre de 2001

PLAZA DEL CASTILLO
El asentamiento romano de Pamplona entre los siglos I al IV no solamente ocupó la parte alta de la ciudad (el actual barrio de la Navarrería) sino que se extendió por la Plaza del Castillo. Los restos arqueológicos encontrados en las excavaciones del parking (cerámicas, monedas, sellos y muros) han confirmado una hipótesis que los expertos habían barajado.
Los estratos romanos se han localizado inicialmente en algunas de las trece catas realizadas por el equipo arqueológico del Gabinete Trama en la Plaza del Castillo. Se trata en concreto, según explicó Corpas, "de varios fragmentos de cerámica correspondientes a materiales de cocina, una moneda, varios huesos trabajados en un taller y restos de muros que podrían corresponder a zonas de habitaciones".
LA OTRA CIUDAD ROMANA
"Hay una tendencia generalizada a simplificar la historia por sus personajes, por sus hechos de armas y por el paisaje donde suceden. Lo demás, es decir, casi todo, no son sino sombras y oscuridad. Así con la Pamplona romana. Aquella ciudad recreada por Pompeyo sobre un poblado anterior de los vascones se ciñe a la guerra de Roma contra Sertorio, a la presencia del procónsul Pompeyo para combatir al levantisco, a una situación geoestratégica excepcional del promontorio sobre el río Arga, y a una ciudad que comienza a urbanizarse siguiendo las reglas madres de todos los campamentos militares de las legiones romanas. Y por ahí, de
tanto oírlo a nuestros avezados historiadores, hemos decidido que la Pamplona romana se extendía únicamente por donde la actual Navarrería siguiendo la trama de cruz conformada por las calles Dormitalería y Merced (norte-sur) y la calle Curia (este-oeste).

Y ahora resulta que en esos sondeos arqueológicos que se están llevando en la Plaza del Castillo, apenas a una uñada del subsuelo, aparecen restos de otra vieja ciudad romana de Pamplona. De tanto contemplar el brillo de cascos y armaduras, de tanto sopesar la fe y el esfuerzo de las lanzas guerreras, de tanto aturdirnos por el paso acompasado y fiero de los ejércitos, de tanto imaginarnos el trasiego y magnificencia del foro romano en lo que hoy es atrio de la catedral, nos hemos olvidado de las otras gentes que acompañaban a los ejércitos. Gente sin nombre y sin historia, gente extramuros de empalizadas y murallas; gente, por lo que ha aparecido, afincada en los terrenos de la Plaza del Castillo, lejos de la suntuosidad de la ciudad romana de la Navarrería.

Seguro que por esos laberintos de historia no aparecerán mármoles ni baños termales, ni vasijas de firma, ni mosaicos o columnas. En la tierra exterior, en la tierra de nadie, florecerán aromas de truhanes y mercachifles, de ganapanes y vendedores de humo. Asomarán aromas de mujeres de precio, de bribones y pícaros y de toda esa intendencia que vivía de los negocios oscuros y de las monedas de las gentes de armas. Aromas, me temo, que no caben en los museos. Y como aparecieron, también me temo, volverán a ser enterrados para los restos."
José A. Iturri

14 de septiembre de 2001

TARRACO
La muestra “Tarraco, puerta de Roma” se inaugura hoy en el Centro Cultural Fundación "la Caixa" de Tarragona. Se han reunido 150 obras procedentes de diversos museos de Europa y también de numerosos museos españoles, como los arqueológicos de Sevilla, Córdoba, Mérida y Madrid, y se propone una visión de conjunto de la historia de Tarragona, desde la conquista romana en el siglo III a.C. hasta la transformación en gran metrópolis, capital de la Hispania citerior, en tiempos de Augusto; y desde la estancia de Adriano en el año 122 d.C. hasta el siglo III, cuando Tarraco vivió sus últimos momentos de esplendor bajo el mandato del emperador Diocleciano.
La exposición se ha dividido en cuatro grandes ámbitos. El primero presenta las fases iniciales de la romanización de la península Ibérica. Para ilustrar esta época, se expondrán algunos de los elementos ornamentales romanos más antiguos que se han encontrado, los elementos de la romanización de finales del siglo III a.C. y los ejemplos de asimilación y resistencia de los pueblos indígenas ante la romanización. Pertenecen a esta época piezas como la inscripción cancelada dedicada originariamente a Pompeyo y el fragmento en forma de placa en honor al patrón de la ciudad, Domicio Calvino, mano derecha de César.

Un segundo apartado de la exposición, situado cronológicamente entre mediados del siglo I a.C. y finales del siglo I d.C., partirá de la etapa cesariana y de la conformación de Tarraco como colonia. En esta época Tarraco alcanza dimensiones enormes y desde ella se planifica la organización de Hispania. El emperador Augusto, que residió en Tarraco en dos ocasiones diferentes, desde donde gobernó el Imperio, es la figura clave de esta ciudad. También es importante la figura de Vespasiano, ya que durante su reinado se inició la gran reforma urbanística de la parte alta de la ciudad, siguiendo el modelo del Foro de Augusto, en Roma. En este segundo episodio, Tarraco, además de ser la capital de un conventus (Tarraconensis) y de una provincia (Hispania citerior), administraba un inmenso territorio y poseía una enorme diversidad tanto en los aspectos físicos como en las realidades sociales.

En un tercer periodo se encuentra la Tarraco del s. II d.C. En el año 122-123, el emperador Adriano pasó allí el invierno; en esta época convocó en la ciudad un importante concilium provinciae. Entretanto, Tarraco era una ciudad abierta al Mediterráneo, con una intensa actividad comercial. Son unos años de relaciones internacionales, en las que destacan la importancia de su puerto, la explotación agrícola de las villas y el aumento de población procedente sobre todo de Zaragoza y de otros puntos del Imperio romano occidental.

Por último, se ofrecerá una visión de Tarraco en la antigüedad tardía, como una ciudad viva pero en una etapa de profundos cambios y transformaciones urbanísticas y sociales. Entre los siglos III y V se consolidan los contactos con el norte de África y el Mediterráneo oriental.

Tarraco fue una emergente ciudad abierta, gracias a su puerto, a todo el Mediterráneo, desde la que se organizó la romanización peninsular, y por la que pasaron figuras fundamentales como Augusto o Adriano, cuya domus se reconstruye en el montaje. Se incluyen entre las piezas más destacadas la recientemente descubierta estatua de Vespasiano, perteneciente al museo croata de Split, nunca expuesta hasta ahora, junto a sarcófagos, mosaicos, ánforas y bronces.

13 de septiembre de 2001

JUAN MUÑOZ, IN MEMORIAM

Waiting for Juan
El campo de batalla geométrico. El artista guerrero se ha ido. Los ojos olvidados se esfuerzan por retener la herencia. Las huellas de su irónico juego, la situación. En su silenciada aparición en la Tate trazo la línea por última vez. Up & down. Mirones, espejo de anteriores ciegos, amianto frente a persiana, fuego y cierra. Las tinieblas, a tientas, en el subsuelo, exhibición desde el palco. Complejo espacial, tablero de juego donde los conceptos se forman. Enano, medida, el hombre, el otro. Desarmados ante el poder de su silencio, enano sobre. Anormalidad, sobresalto. Medio cuerpo, grada. El ojo sorprendido reorganiza el discurso. Reuniones, series, soledad. Juntos estaremos solos. El ventrílocuo invisible. Maniquí descuartizado por las aristas del pavimento.
El muñeco busca el sentido de la vida. Cuadros negros, interiores iluminados. Tullidos aislados en la media esfera, tentetiesos. Juguete que humaniza. Interiores negros, muebles blancos. El color secuestrado. La huida esférica. Pornográfico, su latex. Descubrirte perdido para soltar una carcajada. Desarticulado por su magia. El truco de la ingravidez. Actores en busca de autor, Comedia nueva por entregas que queda interrumpida por el estómago roto. Mueca vacía, falta de ojo. Articulaciones de un discurso arquitectónico, cono cabeza. El apuntador dibuja negro sobre blanco. A la inversa y el doble. Los dos mundos y las trampillas pintadas. El negro subway , el blanco habitado. Ascensores up & down: la pose esculpida. El espectador alza la vista esperando a Juan, waiting for Juan, at the Tate. Nevermore. Variaciones del vientre. La batalla ciega.
José Oliver