13 de noviembre de 2001

UN PASEO HASTA BILBAO
Hay muchas razones que me llevan a dar un paseo hasta Bilbao; una de ellas puede ser la monográfica de Frank Gehry en el Guggenheim y otra la nueva etapa del Museo de Bellas Artes (reconociendo este último como mi favorito, aunque sin desmerecer al guggie eh?).

Se ha acometido recientemente la rehabilitación de los dos edificios que componen el museo -el edificio antiguo, de 1945, y el moderno, de 1972-, la ampliación de la superficie expositiva y de la superficie dedicada a servicios al visitante, la construcción de nuevos accesos, de un nuevo auditorio, así como un plan de accesibilidad para las personas discapacitadas.

De entre la variada oferta del museo destacaria “Mujeres impresionistas. La otra mirada” donde se reúnen obras de cuatro pintoras -Mary Cassatt (1845-1926), Marie Bracquemond (1841-1916), Berthe Morisot (1841-1895) y Eva Gonzàles (1849-1893)-, quienes durante la segunda mitad del siglo XIX participaron activamente en las exposiciones del grupo impresionista.
A partir de la obra de Cassatt “Mujer sentada con un niño en sus brazos”, perteneciente a la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao, el recorrido organiza temáticamente 70 trabajos que permiten valorar la contribución de estas cuatro pintoras al proceso de innovación técnica y estilística emprendido por el impresionismo.