7 de noviembre de 2001

MOSAICOS
Un mosaico del siglo IV descubierto accidentalmente por trabajadores de la construcción en el suroeste de Inglaterra ha resultado ser uno de los principales hallazgos romanos de época reciente.
Fue hallado por los obreros que construían la entrada de un edificio de oficinas cerca de Ilminster en el condado suroccidental de Somerset.
El mosaico de 1.640 años de antigüedad y de diez metros de largo por 2 de ancho, es el décimo en tamaño descubierto en Gran Bretaña. Se cree que el mosaico formaba parte del piso de una habitación o de un patio interior de una mansión erigida durante la época de la dominación romana en las islas británicas.
Representa la imagen de un delfín y carece de los ornamentos geométricos de otros hallados en el Suroeste de Inglaterra.
Los arqueólogos proyectan enterrar de nuevo el mosaico para conservarlo durante el invierno, y comenzarán a trabajar de nuevo en él durante la primavera.