15 de octubre de 2001

ESCULTURA EN LA CIUDAD
El año pasado la ciudad de Chicago convocó un concurso que fue propuesto a tres artistas, entre los que se encontraba el escultor español Jaume Plensa, para construir una obra en un parque junto al Art Institute, en el centro de la ciudad. En abril del mismo año se falló el concurso en favor del artista español.
La noticia no se ha difundido hasta ahora porque primero era necesario corroborar la viabilidad de su proyecto, ya que se trata de una obra ambiciosa y muy compleja.

En este proyecto Plensa mezcla agua, luz y vidrio y su principal originalidad reside en la utilización de más de mil imágenes de ciudadanos de Chicago (que cambiarán cada cuatro o cinco años) transformadas en gárgolas que expulsan agua por la boca. El núcleo central de la obra será una gran superficie de agua de 77 metros de largo. En ambos extremos habrá dos torres de vidrio en cuyas caras internas se instalarán unas pantallas donde se proyectarán las imágenes de las gárgolas.
Este innovador proyecto estará conectado a Internet a tiempo real y los internautas podrán cambiar el color de la luz.
Con este proyecto el artista ha querido dar un paso adelante en el concepto de la obra pública. Se estima que la obra estará lista en otoño de 2003.

Plensa opina que falta aún mucho camino por recorrer en lo que a la escultura en espacios públicos se refiere; en cualquier caso, él contribuye no sólo con este ambicioso proyecto en los Estados Unidos, sino también con la escultura pública que inaugurará el 13 de noviembre en Jerusalén ante el monte Zion: una plataforma de madera de teka con un círculo de acero del que sale un rayo de luz que alcanza 2 kilómetros de alto, que se encenderá una vez por semana coincidiendo con el final del Sabath.

plensa