30 de junio de 2001

SANGRE Y ARENA
Más de cien piezas entre mosaicos, esculturas, bajorrelieves y armaduras estarán desde el pasado día 22 de junio y hasta el próximo mes de enero en el Coliseo de Roma, el monumento más visitado de la capital italiana.
La mayoría de las piezas proceden de Pompeya y de la región de Campania, al sur de Italia, y muestran un pasado muy remoto, en los que la pasión por la lucha de gladiadores o las ceremonias funerarias eran signos de identidad de un pueblo, el romano, que hoy vuelve a mostrarse al público con la exposición “Sangre y arena”.
Frescos, fragmentos de inscripciones, mosaicos, bajorrelieves, podrán verse en el primer nivel del emblemático edificio, cuya rehabilitación ha costado más de 3.000 millones de pesetas.
La Roma republicana y la Roma imperial hasta finales del siglo IV d.C. está ahora en uno de los escenarios que acogió las escenas de lucha entre los famosos gladiadores y que recogen algunos de los bajorrelieves de monumentos funerarios encontrados al sur del país, junto a los restos de la “Domus aurea” del emperador Nerón, o un hermoso Adonis del anfiteatro de Capúa, entre otras obras de arte.