20 de junio de 2001

MINA DE ORO
En el año 56 después de Cristo los romanos explotaban a pleno rendimiento la mina de oro de Boinás, Belmonte (Asturias), de la que hoy la empresa Río Narcea Gold Mines sigue extrayendo mineral. La aparición en las tareas de explotación de una galería con madera de castaño y roble ha despejado la datación de uno de las yacimientos de oro más antiguos de Asturias. La galería de prospección encontrada quedó abandonada y fue cegada con el paso de los años por tierra y material, lo que ha permitido conservarla hasta ahora.
Alli se han descubierto algunos de los vestigios más antiguos que se conocen en la realización de entibaciones mineras. El estudio abre la puerta a la posibilidad de que culturas prerromanas utilizaran ya en Boinás las complejas técnicas de la minería del oro y por lo tanto no se limitasen, como se pensaba hasta ahora, a recolectar los fragmentos de metal que aparecían en superficie.

El método del carbono 14 indicó que los restos de la galería databan de los tres primeros siglos de nuestra era, y en España no existe ninguna cronología que abarque este período. Las cronologías más próximas de época romana proceden de Holanda, utilizando como base esa cronología, el equipo asturiano realizó un trabajo pionero en España, centrado en la datación radiocarbónica y dendrocronológica de una explotación minera de oro, actividad estrechamente relacionada con la cultura castreña de época romana en el noroeste de la península Ibérica.
La datación dendrocronológica de diversas piezas permitió, además de obtener la fecha absoluta de la estructura, comprobar una serie de hipótesis, como si existen piezas de madera de distintas edades o si todas pertenecen a árboles de una edad similar, o si toda la galería se construyó en un determinado momento o, por el contrario, si pueden distinguirse varias fases de construcción.

A partir de los resultados obtenidos en esta datación de la galería excavada en Boinás se pueden sacar una serie de conclusiones. Por un lado, todas las piezas que forman el entibado, tanto las de roble como las de castaño, proceden de árboles jóvenes que fueron talados el mismo año.
La datación dendrocronológica indica, con gran probabilidad, que los árboles fueron cortados en el año 56 d.C., por lo que la galería habría sido construida entre los años 56 y 57 d.C. En la galería aparecieron dos piezas de roble en la base, que son más antiguas que las que forman parte del entibado. La edad cronológica para estas dos piezas de la base de la galería podría situarse entre los años 177 y 29 a. C., aunque no se descarta que sea aún más antigua.

El estudio supone un análisis exhaustivo de la explotación minera de oro que los romanos realizaron en Boinás, así como el hábitat en el que vivían los primeros mineros asturianos (aquellos que ya sabían lo que era entibar) y los resultados de dicho estudio conformarán parte de la primera investigación completa realizada en España a un yacimiento minero.

Mina de Boinás